mercoledì 23 gennaio 2013

El festival del cine de niños de Valencia


En el mundo de hoy no está solo la crisis. Lo que hemos vivido en Valencia en los días pasados es algo como un pequeño milagro, cuando de la nada en tres meses inventaron un festival internacional de cine con los niños. Gente vino de todo el mundo, y nos encontramos sobre todo con gana de hacer cosas y compartir. Porque los niños pueden ser protagonistas y a través del medio vídeo enseñar cosas, y los que con los niños trabajan y saben aprender de ellos, tienen mucho que revelar al mundo entero.
Sobre todo, es la alegría de vivir, juntos con los otros. Una “banalidad” que no se suele practicar en los negocios cotidianos, en política como en economía, ni incluso en mucha educación, cuando la gente se toma demasiado en serio y a menudo se eleva la mediocridad al poder.
Con los niños esto es muy más difícil, porque están menos dispuestos a hacer el elogio del rey cuando él de verdad está desnudo. Los mejores trabajos con ellos comienzan con la risa, la maravilla, la alegría de estar juntos haciendo cosas interesantes, y fácilmente siguen con inteligencia de grupo, ideas por hacer, capacidad técnica, producciones de calidad, en una atmósfera de amistad fácil e inmediata, como si fuera la cosa más natural del mundo. Es la belleza sencilla del encuentro entre seres humanos.

Si alguien no lo sabe, el medium vídeo es el ideal para que estas cosas se conozcan, directamente devolviendo imágenes y sonidos, expresiones y emociones como difícilmente sería posible de otras maneras. Y es tal vez por eso que el éxito de un auténtico festival de cine de niños tiene un significado diferente.
En Valencia he compartido mi idea que tenemos que ir más allá, hacer aún más referencia a la realidad de los niños de hoy que al lenguaje tradicional de cine y televisión, como los medios actuales permiten, así como permiten a los niños mismos de jugar con ellos, de una manera que no era posible incluso poco años atrás.

Gracias entonces a Josep, a Ainhoa, a todos los que organizaron el evento. Y a los otros también que hacen cosas parecidas en otras partes del mundo, ayudando con eso a los niños, las mujeres y los hombres a vivir un poquito mejor.

1 commento:

  1. Querido Paolo, qué bonito artículo que has escrito, has dicho todo lo que había que decir y hasta siento que has hablado en mi nombre...
    Gracias por las palabras y por el sentimiento

    RispondiElimina